martes, 19 de marzo de 2013

La expedición de la Ley Federal del Trabajo en 1931 y sus consecuencias. Alejandro Nava Cavazos



Introducción
La necesidad de protección y una mejor calidad de vida para los trabajadores surgieron como una de las principales demandas de estos desde la Revolución Industrial que se dio en el siglo XVIII en Gran Bretaña y que llegó a nuestro país hasta mediados del siglo XIX. En México la existencia de una legislación laboral que protegiera los intereses de los trabajadores y regulara sus relaciones con los patrones se dio hasta el año de 1931 cuando se promulgó la Ley Federal del Trabajo en la que se establece lo concerniente a los derechos y obligaciones de los trabajadores y de los patrones.
En el presente escrito se busca identificar las demandas que originaron a esta ley, así como sus consecuencias jurídicas y socioeconómicas que ha tenido en la población mexicana, así como las reformas que ha tenido para garantizar los derechos de los trabajadores mexicanos.
Antecedentes Históricos
A partir del año 1870 México comenzó un periodo de industrialización que inició con la construcción del ferrocarril que posteriormente permitió el establecimiento de una gran cantidad de industrias de diversos giros a lo largo del territorio nacional. Con esta industrialización el número de personas que se empleaban en las compañías se incrementó. Sin regulación laboral alguna, los trabajadores comenzaron a ser explotados por muchos empresarios que pagaban salarios bajos, ofrecían jornadas que en algunos casos llegaban hasta 20 horas diarias y también se empleaban a menores de edad.
Debido a las malas condiciones de trabajo, en el año de 1906 estalló la huelga de los trabajadores mineros en Cananea, Sonora y un año más tarde, en 1907, surgió otra de los trabajadores de la industria Textil en Río Blanco, Veracruz. Ambas manifestaciones fueron reprimidas por el régimen del General Porfirio Díaz, por lo que las demandas laborales también contribuyeron al estallido de la Revolución Mexicana en el año de 1910.
Las demandas de los trabajadores respecto a las condiciones generales de trabajo y sus reclamos para tener prestaciones fueron incluidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que fue promulgada el 5 de febrero de 1917. En esta Carta Magna se dedicó el Artículo 123º a todo lo referente al trabajo. En este artículo se incluyó lo relacionado con el trabajo, las relaciones entre patrones y trabajadores y protegió los derechos de estos para que no sufrieran abusos por parte de sus empleadores.
Una de las principales causas por las cuales los trabajadores no se encontraban protegidos por la ley era que las relaciones laborales se encontraban reguladas por el derecho civil  no por una rama específica. Esta situación generó un ambiente en el que se propició el abuso por parte de muchos industriales que abusaban de la fuerza que tenían. Por lo que con la inclusión de la materia laboral en la Constitución de 1917 se sentó un precedente en la protección a los trabajadores por parte del estado, lo que contribuiría a mejorar las condiciones laborales en un futuro y garantizar el respeto a sus derechos.
Creación de la Ley Federal del Trabajo
A pesar que desde el año de 1917 se había incluido en la Constitución los derechos laborales, seguía siendo facultad de cada una de las entidades federativas regular en esta materia. En 1929 el Presidente Provisional Emilio Portes Gil envió a la Cámara de Diputados una iniciativa para que la facultad de legislar en materia laboral fuera únicamente del Congreso de la Unión. Esta iniciativa fue aprobada el 6 de agosto de ese mismo año, lo que representó un triunfo para los trabajadores a pesar de las críticas de los empresarios.
Al llegar al poder en 1930, el Presidente Pascual Ortiz Rubio inició el proyecto de crear una Ley Federal del Trabajo en que se buscaba sentar las bases de mejores condiciones laborales, libertades, derechos y obligaciones tanto de los trabajadores como de los patrones. Este proyecto fue redactado poniendo especial atención en garantizar que los principios del Artículo 123º de la Constitución fueran incluidos. A esto se refiere el Presidente Ortiz Rubio: “El proyecto sobre la Ley Federal del Trabajo lejos de tender a lesionar los intereses obreros, tiende a fijar las conquistas que ellos han obtenido” (Esponda, 1981).
El proyecto de la Ley Federal del Trabajo buscaba fomentar y garantizar las bases que la Revolución Mexicana había sentado para los trabajadores como lo menciona la Lic. Blanca Esponda:
“el proyecto estaba en armonía con cuatro bases fundamentales del programa político de la Revolución: establecer una situación de equilibrio entre los factores de producción; crear un ambiente de confianza […] para el aumento de las fuentes de trabajo; fomentar aquellas inversiones que pudieran ser útiles al país y fomentar el desarrollo de la industria” (Esponda, 1981).
Esta Ley del Trabajo también se buscó incluir lo referente a los derechos del patrón al contratar y despedir a los trabajadores así como la celebración de los contratos de manera justa para el trabajador. En su Artículo 2º de esta ley menciona: “las normas de trabajo tienden a conseguir el equilibrio entre los factores de la producción y la justicias social, así como propiciar el trabajo digno y decente en todas las relaciones laborales” (Cámara de Diputados, 2012). Después de su discusión y posterior aprobación por el Congreso de la Unión se concretó la expedición de la Ley Federal del Trabajo el 18 de agosto de 1931. Este acto consolidó la vocación social del estado mexicano y cumplía con la búsqueda de mejores condiciones laborales para la clase obrera que fue uno de los pilares del movimiento revolucionario iniciado en 1910.
Impacto de la Ley Federal del Trabajo 1931-1970
La promulgación de la Ley Federal del Trabajo en 1931 tuvo un impacto significativo en la vida de los mexicanos durante las cuatro décadas que siguieron a su creación. El resultado más visible de la misma fue la mejora en la calidad de vida de millones de trabajadores en el país con un aumento en sus percepciones económicas y con jornadas de trabajo más cortas. Otro de los resultados de esta ley fue el respeto a los derechos de los trabajadores y el aumento de la importancia del sindicalismo. Una de las mayores expresiones de esto se suscitó el 24 de febrero de 1936 con la fundación de la Confederación de Trabajadores de México de la cual Vicente Lombardo Toledano se convirtió en Presidente. Debido a la creciente industrialización de México y el aumento de la importancia de algunos sindicatos el tema laboral fue uno de los más importantes en la vida cotidiana del país al grado que en el año de 1940 se creó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para responder a las demandas laborales de una manera más eficiente.El desarrollo económico nacional se incrementó hasta llegar a un máximo de cerca del 8% durante la década de los años sesenta gracias al modelo de sustitución de importaciones que, basándose en el proteccionismo, hizo a la industria mexicana ineficiente. Para finales de los años sesenta, el país comenzaba a estancarse económicamente y la realidad social que ya enfrentaba cambios significativos en materia política y económica.
La Ley Federal del Trabajo de 1970
Uno de los conflictos más trascendentes del México moderno fue el conflicto estudiantil que culminó con la tragedia del 2 de octubre de 1968 bajo la presidencia del Lic. Gustavo Díaz Ordaz. Este acontecimiento sacudió al país por la inconformidad que generó entre la población. De acuerdo con el Lic. Néstor de Buen Lozano este factor fue fundamental para la promulgación de la nueva ley como se muestra en la siguiente cita:
“En seguida del crimen de Díaz Ordaz en contra de los estudiantes, en Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, para premiar la lealtad vergonzante del movimiento obrero el presidente quiso hacer un obsequio a sus leales servidores […] se promulgó y entró en vigor la Ley Federal del Trabajo el 1º de mayo de 1970. Fue, simplemente, una ley de prestacioncitas, sin cambio alguno en materia colectiva” (De Buen Lozano, 2006).
Tal y como se menciona, la nueva ley del trabajo fue aprobada en mayo de 1970 en la que se incluyeron una serie de nuevas prestaciones para los trabajadores. Algunos de los nuevos temas contenidos se relacionaron con el derecho de los trabajadores a la vivienda con el cual nació el INFONAVIT y otras instituciones para que los trabajadores pudieran adquirir más productos como el FONACOT.
Reformas y Modificaciones Posteriores
Durante la década de 1980 la Ley Federal del Trabajo tuvo una serie de modificaciones muy importantes entre las que destacan lo relacionado con el derecho de huelga como lo menciona el Dr. Arturo Fernández: “El nuevo artículo 923 de la ley, faculta a un funcionario de bajo nivel para decidir si tramita o no un emplazamiento y si no le da trámite, no se podrá llevar adelante el procedimiento de huelga” (Fernández, A.) Esta misma reforma de 1980 también modificó los Títulos catorce, quince y dieciséis para tener un nuevo derecho procesal laboral que se encargara de los procesos a seguir en las cuestiones laborales.
Debido a los rápidos cambios económicos a nivel nacional e internacional, esta ley que hasta el año 2012 seguía casi igual y con sólo cambios mínimos comenzó a ser insuficiente por la falta de regulación de algunos temas laborales que cada vez se presentan con mayor frecuencia.
Reforma a la Ley Federal del Trabajo del 2012
Para incluir en la legislación laboral temas que no se encontraban regulados y actualizar a la situación actual del país la ley, el 30 de noviembre del 2012 se realizó una reforma a la Ley Federal del Trabajo en la que se incluyeron nuevos temas a respecto. Entre los aspectos incluidos con la reforma laboral destacan temas como el de la subcontratación, las relaciones de trabajo  con contrato a prueba, con contrato de capacitación inicial y contrato por temporada. Asimismo también se incluyeron artículos referentes a la rendición de cuentas sindicales y la suspensión temporal de relaciones de trabajo colectivas.
Es importante mencionar que el clima social bajo el cual se realizaron las reformas a la Ley Federal del Trabajo fue de tensión y de inconformidad ya que la clase trabajadora lo consideró como un ataque a los derechos que había obtenido a partir de la Revolución Mexicana y que se habían reformado con el paso de los años. Al mismo tiempo, los patrones también se mostraron insatisfechos con las modificaciones por considerarlas insuficientes para la realidad laboral actual del país.
Conclusiones
En base a la información previamente investigada y mencionada se puede decir que la Ley Federal del Trabajo promulgada en 1931 y sus reformas posteriores han tenido un impacto directo en la vida de todos los mexicanos ya que tanto los patrones como los trabajadores y sus familias son afectados por las disposiciones que se incluyen en ésta. Se puede decir que a pesar de que esta ley ha defendido los derechos de los trabajadores también ha sido en algunos casos motivo de ineficiencia laboral, debido a la falta de claridad en algunos rubros y la regulación excesiva, y esto a la vez ha dado origen en parte al estancamiento económico de México. Sin embargo es importante mencionar que, aunque no fueron suficientes, la reforma a la Ley Federal del Trabajo en el 2012 fue necesaria para actualizarla a la situación que hoy vivimos como nación.
Considero que la Ley Federal del Trabajo promulgada en 1931 marcó un cambio significativo en la historia del país, ya que a pesar de los sus limitaciones, ha permitido que los derechos de millones de trabajadores sean respetados y que hoy tengamos mejores condiciones de trabajo y por ende una mejor calidad de vida. Pero ahora es importante que todos los miembros de la sociedad mexicana sigamos insistiendo al gobierno para lograr tener una legislación moderna que logre un equilibrio entre los derechos de los trabajadores y los intereses de los patrones, ya que sólo así, con una ley  moderna y funcional podremos progresar para tener la nación próspera que todos los mexicanos merecemos.

Bibliografía

Historia de la Dependencia. (13 de Octubre de 2010). Recuperado el 13 de Marzo de 2013, de Secretaría del Trabajo y Previsión Social: http://www.stps.gob.mx/bp/secciones/conoce/quienes_somos/quienes_somos/historia_stps.htm
Ley Federal del Trabajo. (30 de Noviembre de 2012). Recuperado el 12 de Marzo de 2013, de http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/125.pdf
Castro, Á. (Julio de 2008). Impulso al Fortalecimiento de la Legalidad Administrativa en el Sector Labroal. Recuperado el 12 de Marzo de 2013, de Biblioteca Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM: http://biblio.juridicas.unam.mx/revista/pdf/DerechoSocial/7/art/art3.pdf
DeBuenLozano, N. (Enero de 2006). La Reforma Intentada a la Ley Federal del Trabajo. Recuperado el 13 de Marzo de 2013, de Revista Latinoamericana de Derecho: http://www.juridicas.unam.mx/publica/librev/rev/revlad/cont/5/cnt/cnt3.pdf
Esponda, B. (1981). Pascual Ortiz Rubio y la primera Ley Federal del Trabajo. México, D.F.: Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Espondaetal., B. (1981). Origen y Repercusiones de la Primera Ley Federal del Trabajo. México, D.F.: Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
Fernández, A. (s.f.). La Reforma Laboral de 1980 y sus efectos en el Derecho Colectivo de Trabajo en México. Recuperado el 13 de Marzo de 2013, de Universidad Autónoma de Yucatán: http://www.derecho.uady.mx/tohil/rev20/La%20reforma%20laboral%20de%201980%20y%20sus%20efectos%20en%20el%20derecho%20colectivo%20de%20trabajo%20en%20mexico.pdf
Lastra, J. (1999). El Sindicalismo en México. Recuperado el 13 de Marzo de 2013, de Anuario Mexicano de Historia del Derecho: http://www.juridicas.unam.mx/publica/rev/hisder/cont/14/cnt/cnt3.htm
López, E. (8 de Abril de 2010). El Derecho del Trabajo en México. Recuperado el 13 de Marzo de 2013, de La Jornada Guerrero: http://www.lajornadaguerrero.com.mx/2010/04/08/index.php?section=opinion&article=002a1soc
Moctezuma, J. (2002). Artículo 123. Recuperado el 13 de Marzo de 2013, de Biblioteca Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM: http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/1/127/5.pdf


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada