sábado, 19 de junio de 2010

Oración del Padre. Por el General Douglas MacArthur

Dame, oh Señor, un hijo que sea lo bastante fuerte

para saber cuándo es débil, y lo bastante valeroso

para enfrentarse consigo mismo cuando sienta miedo;

un hijo que sea orgulloso e inflexible en la

derrota honrada y humilde y magnánimo

en la victoria.



Dame un hijo que nunca doble la espalda cuando

debe erguir el pecho: un hijo que sepa conocerte

a Ti... y conocerse a sí mismo, que es la piedra

fundamental de todo conocimiento.



Condúcelo, te lo ruego, no por el camino cómodo y

fácil sino por el camino áspero, aguijoneado por

las dificultades y los retos. Allí déjale aprender

a sostenerse firme en la tempestad y a sentir

compasión por los que fallan.



Dame un hijo cuyo corazón sea claro; cuyos ideales

sean altos; un hijo que se domine a sí mismo

antes que pretenda a dominar a los demás; un hijo

que aprenda a reír pero que también sepa llorar;

un hijo que avance hacia el futuro pero que nunca

olvide el pasado.



Y después que le hayas dado todo eso, agrégale,

te lo suplico, suficiente sentido del humor,

de modo que no siempre se tome a sí mismo

demasiado en serio.



Dale humildad para que pueda recordar siempre

la sencillez de la verdadera grandeza,

la imparcialidad de la verdadera sabiduría,

la mansedumbre de la verdadera fuerza.



Entonces yo, su padre, me atreveré a murmurar.

"No he vivido en vano"



El 17 de junio de 1956, Douglas MacArthur, general de cinco estrellas del Ejercito de los Estados Unidos de América y héroe de la II Guerra Mundial, al escribir esta oración creó el más hermoso poema dedicado al padre en su día. Nació en Fort Little Rock, Arkansas, en 1880, y murió en 1964.

4 comentarios:

  1. Bueno Soy de El Salvador C.A. ahora tengo 41 años y soy padre de un joven de casi 19 años y un adolecente de 14; en 1987, cuando en mi pais se libraba un guerra interna, yo servia en la Fuerza Armada. He de confesar que no conoci a mi padre, pero siempre he sentido un gran respeto por el, en ese año lei por primera vez, este poema (Oracion de un Padre)y me gusto tanto que lo copie en cuaderno que portaba en mi mochila de soldado, pero siempre he sido distraido y se me perdio,pero ahora dije- lo buscare en internet , y gracias a usted, que lo ha publicado aqui, lo tengo nuevamente. Gracias y que Dios lo Bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Extraordinaria oracion!!!!!, la primera vez que la lei fue en un cuadro que tenia mi padre!!!"" Yo estaba en la primaria y puedo decir que aprendi mucho de ambos!!!! Lo gratifficante es que hoy puedo decir...gracias papa!!!

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa oración... incluso para aquellos que como yo, carecimos de la figura de un Padre. Si antes admiraba la valentía del Gral. Mc. Arthur ahora le admiro mucho más. No imaginaba un militar con tales sentimientos. Deben ser "garbanzos de a libra".

    ResponderEliminar
  4. LES CONTARE QUE LA PRIMERA VEZ Q LEI ESTE POEMA FUE EN UN MURAL UBICADO EN EL COMEDOR DE MI ESCUELA DE FORMACION DE SOLDADO Y ME QUEDABA CONTEMPLANDO AQUELLAS SABIAS PALABRAS, AHORA SIRVO POR MAS DE 10 AÑOS A LAS FUERZAS ESPECIALES DEL EJERCITO DE MI PAIS "ECUADOR", Y ESPERO QUE DIOS ME DE LA SABIDURIA PARA GUIARLE POR EL MEJOR CAMINO A MI HIJO QUE VIENE EN CAMINO, FALTAN 5 MESES PARA QUE EL VENGA A ALEGRARNOS LA VIDA DE MI COMPAÑERA AMADA Y FIEL Y LA MIA Y YA ESTAMOS ANSIOSOS DE QUE EL O ELLA ESTE AQUI CON NOSOTROS.. DESDE YA LOS AMO.... ANGEL

    ResponderEliminar